Usted esta en / Home / Post Venta / Consejos de Mantenimeinto

Ruedas Delanteras Asistidas (RDA). Una Tendencia que se impone

Imágenes
  • Simple Tracción (2RM)
  • Ruedas Delanteras Asistidas (RDA)

Es sabido que en tractores agrícolas existen varios sistemas para transmitir la potencia del motor al suelo y transformarla en esfuerzo de tiro. Cada uno de ellos redundará en más o menos eficiencia de tracción (Potencia en la barra de tiro)

En Tractores de ruedas se conocen los siguientes:

Simple Tracción (2RM): Conocido desde los orígenes de los tractores agrícolas, donde el tren trasero es el único que ejerce la tracción y el tren delantero la dirección. Tienen una gran versatilidad y agilidad para maniobrar el lugares estrechos y se adaptan bien en trabajos especiales como los cultivos en hileras, viña, montes frutales, tabaco, caña de azúcar, etc.

Ruedas Delanteras Asistidas (RDA):

También llamados doble tracción (DT). Nacieron en base a la estructura de los tractores 2RM y se agregó transmisión al eje delantero. Este sigue ejerciendo la función de dirección y agrega la función de tracción, siendo esta de ayuda (asistencia) al tren posterior, que continúa siendo el principal para la tracción. El rodado delantero es más pequeño que el trasero, para facilitar la dirección, y la configuración de la banda de rodadura es apta para la tracción. Estos modelos conservan las virtudes de los tractores 2RM y mejoran las condiciones de tracción obteniendo más eficiencia en la barra de tiro, básicamente por la disminución del patinaje.

Doble Tracción (4RM):

Los ejes delantero y trasero tienen igual importancia en la tracción, el rodado es igual para ambos y la dirección se efectúa, en la mayoría de los casos, articulando el chasis (Tractores articulados). Este sistema está aplicado generalmente en tractores de gran potencia aunque hay algunos modelos de tractores pequeños para uso en horticultura, viveros o invernáculos que adoptaron esta configuración. En Argentina este tipo de tractores está cayendo en desuso y los tractores de gran potencia también optan por la configuración RDA.

RDA, una modalidad que crece.

En la actualidad esta configuración de tractor está presente en toda la gama de modelos y potencias. El usuario debe conocer ciertas particularidades para obtener el máximo beneficio de su tractor:

Diseño del tractor: Por tener el rodado delantero diferente al trasero los fabricantes diseñan la transmisión de tal manera que las ruedas delanteras tienen un pequeño avance de velocidad con respecto a las traseras. Esto da como resultado que el rodado delantero debe patinar entre 2 a 4 % más que el trasero. Con esto se asegura que en todas las condiciones de tracción el tren delantero está asistiendo al trasero y no se convierta en un freno. Para que esto se cumpla los usuarios deben tener en cuenta:

Marca, modelo y medida del neumático:La fabricación de neumáticos agrícolas se rige por normas que tienen tolerancias. Por lo tanto para una misma medida nominal (por ejemplo 18.4-34) podría haber diferentes dimensiones si se trata de diferentes marcas o modelos de neumáticos. Esto no es un error sino que las tolerancias de las normas así se lo permiten a los fabricantes. El usuario debe tener en cuenta estos detalles a la hora de reemplazar los neumáticos de su tractor. Si no fuera posible conseguir un neumático similar al provisto por el fabricante del tractor, la dimensión que se debe tener en cuenta es el radio bajo carga (Rc). Esta es la distancia que hay entre el centro de la rueda y el suelo en condiciones de carga y con la presión de inflado correcto. Esta medida, también puede encontrarse en la folletería o manuales técnicos de los fabricantes de neumáticos.

Presión de inflado: El usuario debe controlar periódicamente la presión de inflado de sus neumáticos. Esto influye directamente en el radio bajo carga de los mismos. Una presión de inflado incorrecta, además de las conocidas consecuencias de mal desgaste o deterioro de los neumáticos, puede cambiar la relación de velocidades entre el tren delantero y el trasero. Esto podría afectar directamente el desempeño del tractor. Las presiones recomendadas se encuentran en el Manual del Uso y Mantenimiento de cada tractor, el cual debe ser el libro de cabecera para usar y mantener correctamente esta importante herramienta de trabajo.

Cada usuario debe contar con un manómetro apto para esta medición. Los manómetros de gomería no son los más adecuados porque tienen escalas de hasta 200 lb/pulg2 y se deterioran con el agua (presente en la mayoría de los neumáticos agrícolas). Los tractores tienen unas presiones de inflado de 14 a 40 lb/pulg2, por lo tanto el manómetro adecuado debería tener un fondo de escala de 50 o 60 lb/pulg2. Esta escala nos asegura una precisión de 1 lb/pulg2 y una lectura fácil a campo. El mismo lo puede armar el propio usuario, y con poca inversión, adquiriendo un manómetro común con esa escala, una manguera corta y un pico de inflado. Si se quiere más duración se puede adquirir, con algo más de costo, un manómetro con componentes de acero inoxidable.

Además de tomar estas precauciones de mantenimiento, el usuario debe aprender a medir la relación de avance de su tractor, si tiene alguna duda al respecto después de hacer algún cambio de neumáticos o presiones de inflado.

MEDICIÓN DE AVANCE DEL RODADO DELANTERO EN TRACTORES RDA

Elementos necesarios:

* 3 Personas: Uno maneja el tractor, otro cuenta vueltas en las ruedas traseras y el restante cuenta vueltas en las ruedas delanteras. * Elemento para marcar el neumático (por ej. tiza). * Calculadora. * Medidor de presión de neumáticos (0-60 lb/pulg2).

Procedimiento:

1. Marcar el flanco de ambos neumáticos y hacer andar el tractor sobre un terreno parejo, con la tracción delantera desconectada, a una velocidad tal que las dos personas que cuentan vueltas de rueda puedan seguirlo caminando.
2. La persona que cuenta vueltas en la rueda trasera, es la que avisa al tractorista cuando arrancar y cuando parar.
Debe contar 10 vueltas de rueda exactamente y hacer parar el tractor justo con la marca en la misma posición que cuando comenzó.
3. La persona que cuenta vueltas adelante tendrá, probablemente, la situación que habrá una fracción de vuelta.
Esta fracción de vuelta se puede estimar o se puede calcular con más precisión utilizando los tacos de rueda.


Ejemplo: Cantidad de tacos en una vuelta = 20 tacos.
Vueltas completas = 13 vueltas
Cantidad de tacos que pasaron luego de completar las 13 v = 6 tacos.
Fracción de vuelta = 6 t. = 0,3
                                20 t
Por lo tanto la rueda delantera dio 13,3 vueltas.
4. Repetir los procedimientos 1 a 3 con la tracción delantera conectada. Comenzar con la marca de la rueda
trasera abajo y seguramente habrá que realizar una nueva marca (abajo) en la rueda delantera.
5. Suponiendo que hay un avance positivo el nuevo valor de vueltas de rueda delantera será mayor.

Ejemplo: Cantidad de vueltas rueda delantera = 13, 7 vueltas.
(Se puede utilizar el mismo método de los tacos para calcular la fracción).
Entonces: Avance (%) = 13,7 – 13,3 x 100 = 3,00 %
                                          13,3
El valor deseable debería estar entre 2 a 4 % de avance positivo con una tolerancia de +/- 0,5 %.
En caso de tener que corregir el avance se puede modificar las presiones de los neumáticos dentro de valores adecuados
para su funcionamiento. Las mayores variaciones se logran modificando la presión el las ruedas traseras.
Con este simple método usted puede calcular el avance del rodado delantero de su tractor.
Esto le garantizará un mejor desempeño, mayor vida útil de los neumáticos y menor consumo de combustible.